Llámanos ahora

Cámaras ocultas: cuándo pueden usarse

Cámara espía en funcionamiento

Una de las cosas que nos soléis pedir es que coloquemos cámaras ocultas.

Instalar una cámara de tipo espía sin más es ilegal, de entrada. Esto es porque la ley y la justicia presuponen que se vulnera el derecho a la intimidad de las personas. E incluso, dado el caso, se puede entender que se comete un delito de revelación de secretos.

Ahora bien, puede hacerse respetando la legalidad.

Cámara oculta: cuándo es legal

Lo que es ilegal es grabar sin informar a la gente de que va a ser grabada.

Cámara oculta como si fuera un detector de movimiento
Cámara camuflada en lo que parece ser un simple detector de movimiento. Incluso se enciende la luz.

Esto sólo podemos legalizarlo cuando hay una investigación oficial en marcha. Es decir, cuando tengas un detective contratado o bien se te autorice judicialmente.

La manera más rápida de tener esa investigación es que contrates al detective. Este profesional está habilitado para captar imágenes sin permiso de la persona que es objeto de las grabaciones. Aunque también debes asesorate antes con un abogado, porque te dirá si realmente puedes hacerlo en tu caso concreto.

Probablemente, el abogado te dirá que debe haber una razón de peso para poder iniciar esa investigación. Debes tener indicios muy fuertes o estar muy seguro de que lo que quieres grabar es lo suficientemente grave. Por ejemplo, el robo constante de dinero de la caja registradora.

También debe ser la única manera viable de probar bien los hechos. Además, la finalidad debe ser pillar a alguien con las manos en la masa. Esto ocurre en el caso de la caja registradora. En nuestro ejemplo, sin embargo, es probable que necesites del apoyo de testigos que puedan corroborar que esas imágenes prueban que los robos suceden a menudo.

Asimismo debes actuar proporcionalmente. Por ejemplo, grabar con cámara espía en un vestuario, donde la gente se desnuda, invade tanto la privacidad de las personas, que es una acción desproporcionada.

Y finalmente, el trabajo del detective debe estar limitado en el tiempo. Debe llevarse a cabo en un tiempo prudencial. Es decir, el profesional no puede estar esperando eternamente. Tampoco es admisible que la cámara esté activa indefinidamente, hasta que pase algo.


Captar sonido con un sistema de videovigilancia no está permitido. Se entiende que las conversaciones captadas, aunque sean en el trabajo, pueden revelar datos personales muy delicados: qué ideología tiene esa persona, dar a conocer detalles íntimos, revelar qué opina de los jefes, etc.

¿Cuándo és válida una cámara oculta como prueba judicial?

Cámara espía
Esta camarita se esconde en cualquier lugar. Y es de las grandes: aún pueden ser más pequeñas.

Si has llevado a cabo una investigación oficial, ahora queda que el juez admita las imágenes de la cámara como prueba.

Lo primero que mirará es que no se haya atentado contra las libertades y derechos fundamentales. Con el detective, esto prácticamente lo tendremos salvado.

Luego se fijará en si, efectivamente, era la única manera y más evidente de demostrar la conducta delictiva.

Y finalmente, revisará si lo que se ve en el vídeo no tiene discusión y está muy claro lo que hace la persona grabada.

Todo esto como poco, a espera de que el juez pueda tener otros criterios profesionales distintos.

Atención al Cliente

Teléfono
971735147
Whatsapp
640135953
Dirección
Poima, 15, local 4. 07011 Can Valero (Palma, Illes Balears)
Horario
Lunes a viernes de 09 a 17 horas (laborales en Palma)
Nº registro nacional de empresas de seguridad
4198

Redes sociales

Notas legales

Empresa asociada a Grupo On