El registro de horas de trabajo es obligatorio por ley

Un empresario mira con lupa si el trabajador está en su sitio en horario laboral

Desde el 12 de mayo de 2019, tu empresa está obligada a llevar un registro de los horarios de entrada y de salida de tus empleados. Y además, debes guardarlo durante 4 años.

Si la inspección de trabajo te pilla sin él y sin su archivo, te puede caer una multa de hasta 6.250 euros.

En teoría, se pretende que no se hagan horas extras o que, si se hacen, se paguen. Se pone en marcha justo cuando va a empezar la temporada alta en Mallorca.

Un registro horario es lo que piden

Aunque suena engorroso y te están imponiendo una nueva obligación, sólo te están pidiendo unas anotaciones donde conste quién entró, a qué hora lo hizo y a qué hora salió. Si leemos el artículo 10 de la ley, dice:

La empresa garantizará el registro diario de jornada, que deberá incluir el horario concreto de inicio y finalización de la jornada de trabajo de cada persona trabajadora, sin perjuicio de la flexibilidad horaria que se establece en este artículo.

Real Decreto-ley 8/2019, de 8 de marzo, de medidas urgentes de protección social y de lucha contra la precariedad laboral en la jornada de trabajo.

Esto significa que los trabajadores deberán poder acceder a él. Sí que queda en tus manos cómo hacerlo:

Mediante negociación colectiva o acuerdo de empresa o, en su defecto, decisión del empresario previa consulta con los representantes legales de los trabajadores en la empresa, se organizará y documentará este registro de jornada.

Real Decreto-ley 8/2019, de 8 de marzo, de medidas urgentes de protección social y de lucha contra la precariedad laboral en la jornada de trabajo.

Esto se soluciona con un registro manual. Pero todos estamos muy ocupados.

Un biométrico que lee las huellas dactilares
Con este aparato es posible usar un código, tarjetas de radiofrecuencia y la huella del dedo

Así que puedes hacerte con un control horario o de presencia automático. Con él, puedes conseguir los informes que te van a pedir. Incluso, todos los que hayas ido guardando. Recordemos un punto fundamental de la ley:

La empresa conservará los registros a que se refiere este precepto durante cuatro años y permanecerán a disposición de las personas trabajadoras, de sus representantes legales y de la Inspección de Trabajo y Seguridad Social.

Real Decreto-ley 8/2019, de 8 de marzo, de medidas urgentes de protección social y de lucha contra la precariedad laboral en la jornada de trabajo.

La mejor manera de obtener los datos es que los trabajadores fichen. Vuelve el reloj de fichaje.

La manera más efectiva de hacerlo es que tus empleados pongan su dedo en un aparato llamado lector biométrico. Éste les identifica a través de su huella dactilar. Es el único sistema que evita el fraude. Cualquiera puede saberse el código de otro o pasar la tarjeta por él, pero nadie lleva encima un dedo que no sea el suyo.

El nombre de tu trabajador queda registrado en una base de datos, junto a la fecha y la hora exacta del fichaje, que es lo que la ley exige. Mejor si la base de datos está en la nube, para que esté siempre accesible.

Así que, por ejemplo, podrás listar cuántas y qué horas en concreto invierte un empleado tuyo en trabajar.

Además, no sólo podrás cumplir con lo impuesto: te servirá como control de presencia, para saber si la gente está en su puesto en horas de trabajo.

Si le sumas que puedes controlar tiempos de descanso, vacaciones, turnos, etc., te encontrarás con una útil herramienta de gestión de recursos humanos.

¿Mis trabajadores tienen que fichar con el dedo?

Es perfectamente factible. De entrada, es legal, ya que tiene que haber manera de saber si un trabajador cumple con sus horarios. Y mucho más si usas el aparato como control de accesos, ya que de alguna manera tienes que restringir los accesos. El artículo 20.3 del Estatuto de los Trabajadores dice:

El empresario podrá adoptar las medidas que estime más oportunas de vigilancia y control para verificar el cumplimiento por el trabajador de sus obligaciones y deberes laborales, guardando en su adopción y aplicación la consideración debida a su dignidad humana y teniendo en cuenta la capacidad real de los trabajadores disminuidos, en su caso.

Real Decreto Legislativo 1/1995,de 24 de marzo, por la que se aprueba el texto refundido de la Ley del Estatuto de los Trabajadores

Sobre protección de datos, tampoco hay problema: el aparato no capta una fotografía de la huella, por lo que no se registran datos sensibles. La máquina, en realidad, capta una señal y cada vez hace unos cálculos matemáticos que acaban en una especie de representación de la huella; no la huella en sí.

Persona se identifica con un dedo

¿Quién me puede conseguir un control de presencia?

Precisamente en BATIC llevamos tiempo desarrollando este producto. Nos basamos en la huella digital, pero también en tarjetas y en teclados para códigos, para que tengas todas las opciones.

Podemos ofrecerte tantos aparatos biométricos como necesites, conectados a la nube. Para que tú, desde la nube y desde cualquier sitio, y con cualquier dispositivo, puedas acceder a los registros.

Además, pueden asociarse a puertas, para que te sirvan de control de accesos.